miércoles, 4 de mayo de 2016

Panes y peces

entre signos de miseria
instalados a bordo camina un hombre
brazo colmado de peso y bolsillos al revés

con hielo picado amedrenta la euforia
mientras estalla un cajón contra otro aguardando la pesca

el motor infla su pecho buscando tibieza y serenidad
los compañeros repiquetean con sus botas acelerando el trajín

la coraza abre las aguas para multiplicar peces
y panes en los dedos de cada ser
en las comisuras de las sienes
protegidas por sus manos de red

No hay comentarios:

germinación

ya se me fue el amor            y ahora es verde cómo el resplandor de la oscuridad daga tremenda que me divide hasta siempre quién le ...