sábado, 23 de enero de 2016

carozo inerte

comí oportunidades
terrones de su propia tumba

espacios desocupados

se alojan en mi estómago
todas las alegrías
                      y decepciones

bocanadas de mar
en mi impulso

golpea el lado izquierdo
hasta partirse
como un carozo inerte

a la buena de las hormigas
que así como te defienden
te muerden
en lo más bajo
en lo más interno
                      de tu niñez
                      de tu vejez

en el pie
que te sujeta
al borde del precipicio  

No hay comentarios: