lunes, 3 de septiembre de 2012

Excavando

tal vez
si damos vuelta la tierra
como una media

ahí
adentro esté la vida real
y la sangre
            tan a menudo absorbida por ella

tal vez
si viramos la cabeza
                          al injusto
ahí
en él
encontremos la solución

y la bondad le marque la cara

ese acero hasta hoy irrevocable

tal vez
en el núcleo del orbe
esté brindando la verdad

quizás
los huesos fosforescentes
sean del Hombre que anhelamos
y dancen
y canten

o tal vez
hayan sepultado a la guerra
que se impregna en la niña
que camina
corre
y llora desnuda de espanto

quizás
cuando finalicemos de cavar
                                        nuestra propia tumba
hallemos al amor

aunque haya costado tanto
                                     y todo el desgarro


6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hermoso, con sus "Tal vez..." y esa comprometida poetica q ejercés!
Alicia

Pringas dijo...

Gracias Ali por tu comentario. Un beso.

Dino dijo...

A mí me sucede que llego hasta amar el velo que cubre mi mirada ante la nefasta realidad… he llegado a admirar esa cándida mirada ignorante… tan duro es ese quizá si hubieses dirigido la mirada al amor estuvieses vivo…

Te aseguro, sin el quizá, Gastón, que el amor se encuentra en tu poesía y no en otros campos.

Pringas dijo...

Gracias Dinora por tu comentario. Un abrazo grande

pepe dijo...

Hermano, eres grande, tanto como este poema tan real

Pringas dijo...

Pepe un honor tenerte acá. Un abrazo hasta España.