lunes, 6 de julio de 2009

Gente


La gente surca
la acera cansada.
Uno tras otro
su mirada
pegada.
El trabajo y el tiempo
surcan sus caras.

El día gris ha llegado,
las prendas se suman,
solo el alma resta
desnuda,
sensual, y
muda.

El viento con sus navajas
hiere tus labios
besados.
Percibo el ácido
de tu carne,
la humedad,
casi tibia
de tu sangre…

Hoy, también el día
gris ha llegado
y nuestro amor
que un día
nos hizo uno,
él mismo lo dividió
en cuatro.

Hoy mi corazón
no está entero,
dos trozos de él
ríen a carcajadas

Y…
me sumo
a la gente
que vuelve cansada
caminando a la muerte
con la mirada pegada.

1 comentario:

Lya dijo...

vaya, el amor como el dia a dia, como la gente que lo ve pasar, lo toma o lo deja
el amor como un dia más... que parece se acaba y se pierde entre unas cuantas nubes

saludos sinceros