martes, 9 de mayo de 2017

una excusa

                                                                   a Manu y Sere



ahí mismo       donde el futuro acecha tu inocencia
mi rústica memoria              pretende recuperar los días
es que hay más sangre en este amor
que entre mis propias venas

todos los equívocos que han fantasmeado mi cabeza
también son el impulso         que como una caballada
ejecuta las vibraciones de mi esternón

no veas mi apariencia           mis gestos salvajes
es solo la capa de lo apasionado en mi
aturdido por el deseo a tu felicidad

mi imperfección tomará una tiza para dictarte los "no"
para evitar los malos pasos y acortar el trecho hacia lo bueno

una excusa es tan solo mi cordura para enfrentar
lo terrible de cada jornada        
en lo más loco de mi ser hallarás mi realidad                  
mi más profundo músculo
que a pesar de éste atuendo           continúa retumbando

en estos pies solo hay sal         que minuto a minuto
se disuelve sin entendimientos
apáticos instantes que deberán suceder
para que esté completa la existencia

jamás ha de morir mi vida en la tuya
y viceversa que versa una tersa
parte de lo que vendrá

jueves, 27 de abril de 2017

recia

en línea         siempre en línea
qué pasará por el vuelo de tus ojos
por el cosmos de tu piel
sobre la conciencia inconsciente

yo aquí           recibiendo los primeros roces cárnicos del frío
emulando a los icónicos poetas
creyéndome que me la creo

el corazón se desclavó de la mente
y sobrevuela solo         resignado    en riesgo de extinción
el último animal de su especie

vos    pobre de mi y de vos
ante este murallón musguiento
esas pálidas piedras en la frente
el advenimiento a favor y en contra

pero este deseo espanta los tiempos
las medidas impuestas por quién sabe
es un árbol cubierto de resina

recia la jornada     el momento        las palabras
nuestros labios

martes, 25 de abril de 2017

vos de mi

así es vos de mi                     como que venís pero te vas
como el hollejo de las uvas en el paladar
las sobras de lo que falta y amamanta mi tiempo

la cabeza llena               es vos en mi
parietal horadado por el índice
el vigía de mis pensamientos cree que le miento

una vez tuve vientos en el corazón
que me extirpaban la realidad               tomados
como violines a las manos de sus amos
eran lengüetazos impulsados a la que te criaste

yo nunca pude sostener el peso de mi alma
ni el peso que valía y vale hoy      aún

no es que quiera victimizarme
ni correr despavorido detrás de un consuelo
o planear          cual mariposa reseca en su último minuto

es tan solo aguardar que la sombra de tu conciencia
sostenga mis heridas

distancia

ese hombre que no era yo pero podría serlo
deambula sin saber por qué o sabiendo quizás
más que cualquiera de nosotros

el pecho de la calle le sostiene su andar
suave y desinteresado como la caricia de un hijo

le crecen dedos a los zapatos añejos
cubre su torso con los ojos del mundo
y a veces nutre su cuerpo de lluvias sureñas

ese hombre que parece no entender nada de nada
mira la hora sin vos         riéndose de cada uno al pasar
comiéndole las migajas a lo forjado

es que él lleva la saliva del amor enjuagándole la boca      
echado en la vida para sentirla como venga
ya que lo peor le borró el tiempo que le falta                        tanto
como tu cara que se le escapa en la distancia

lunes, 17 de abril de 2017

éramos

jamás pensé que se gastaría la ilusión
aunque asomaba y se escondía
ante la expectativa de los pasos

es que las suturas del órgano dejaron sentir sus asperezas
cuando iba a salir yo a la calle
a percibir su luz         su armonioso tono de amor

un día lo inesperado nos azotó las almas
42 gramos entrelazados que matarían hasta la propia muerte
el índice de cada uno acariciaba
la sien temblorosa del otro
éramos             todo lo absoluto que esta palabra conlleva

sangres adormecidas sobre la palma de nuestro mundo
el ansia de que todo se suceda para que la libertad nos atrape
como a un pichón de ojos apenas abiertos

21 kilos

de tu boca     donde la palabra se resiste
de tu pecho   donde todas las flores albergan su pesar
de tu mirada  donde todos los ciegos atisban el amor

emergieron   peso a peso mis miserias contenidas
los 21 gramos convertidos en 21 kilos
esta locura para siempre

voy a llevar a la rastra tus manos en mi cintura
el no poder     a pesar de nada y de todo
el lujo otorgado en el barrio humilde de la reciprocidad

como un bastón inquieto que me golpea la barbilla
y acompaña la nubosidad de mi cabello          te llevaré
junto a mi paso senil e inescrupuloso

una lava espesa quiere mutarme a un puñado de cenizas
a un rescoldo imposible de legar al hábitat del escalofrío

en este ojo húmedo se alojará para siempre
el traje muerto del amor

viernes, 7 de abril de 2017

mendigo

donde fueron a parar los brotes de cada madrigal
se instaló la necesidad          el hambre corajudo ante lo adverso
mientras la raspa del fondo de la olla
se entreveraba en su sangre

ese amor le latía en la pupila    estrellada de su centro
en la cardíaca dulzura         deshojando los sentimientos
y sus derivados

a muchas leguas de distancia su lengua
buscaba el sabor que obtuvo dos veces
haciendo estallar la pena y su loa jamás ejecutada

lo invadieron las miserias al soslayo del sol
abdicando al vacío que quiso rebalsar
exquisitos impulsos del amor
obstinado remiendo en su historia de por Dios cero

asido ante su propia muerte que le pedía
que siguiera vivo         tocó el placer

martes, 21 de marzo de 2017

hacia el vacío

atravieso esta arboleda        donde las hojas caducas
caducan mi pensar               frente a este abandono
a este crujir de pies solitarios

a partir de hoy mis ojos de basural
dejarán de rebotar en el cielo de la delicia
será el infortunio encarcelado para siempre
los caballos adolescentes de impura sangre cabalgarán el asfalto

una abeja propolizó mi boca alardeante
mi sonrisa que buscaba ser eterna

a este punto         se sentará el amor ante la muerte de los tiempos
en la caricia efímera de la dicha
que me ven apagar la luz antes de salir
hacia el vacío que me abre las puertas

escombros

al final                  quedaron escombros
la compasión con la cabeza en la mano
amor tullido         pequeño como el sol a simple vista

se vencieron los alambres    el rigor de las palabras
los temblores             los ascensores precoces
los descensores                     lo húmedo

no hay milésimas para la felicidad
ni arrogancia libertina
aún cuando los sabores se clonaron

esta vez organizamos los ejemplos
plegamos los pliegues         encorchamos las botellas
las bocas fértiles         los alientos

ya no hay cursos ni recursos
regresaron los vigías a la frontera
los fantasmas a los miedos           la perfección al precipicio

a esta lluvia ácida que me come los sentidos

lunes, 13 de marzo de 2017

tálamo

me mate el alimento que los cobardes desparraman
ante su frente yoísta    
contra estos chuecos zapatos       de andar lejanías

cirujeando en la noche      donde trastabillan los vespertinos
los hijos escabrosos de lo pragmático

así           sumergido en el qué será
mecido en la cerrazón rescato lo inmemorial de este vagar

un ancla en la espalda ralentiza mi tiempo
los mundos que anidan detrás de mi rostro
el que no conoceré al día siguiente de mi muerte
y la hoz creciente de la luna que me cantará los versos

es tálamo la nocturnidad del por Dios cero
como es tálamo marmóreo el final de todo quién

qué día me dejará ver la luz
de sus veinticuatro horas