jueves, 2 de noviembre de 2017

deshecho

el tiempo               en sus pechos fríos
de alimentar nada           dice nada
no coteja entre lo que fui y lo que soy

se canaliza en los collares
que me acogotan       me lamen las incertidumbres
de pudrirme a la intemperie

en la mazorca dorada del pecho
espelet de mis sienes
de mis razones irracionales

roncas frecuencias de mi garganta íntima
sola de mi             mía

míame el alma              aromame el olor
que me embauca los pormenores
que embriagan el presente de este existir
a tientas              apenas a tientas

no ves que se me pudre la jornada
no ves que aclara la noche
que estibo cada uno de mis pesares

sobreseyendo las venas y su sangre
todo lo que se arroja de vos y no llega
y no clama la calamidad                  los calambres

ahora lo estéril de buscarte           y de hallarte en ningún lado
de corroer la lejanía                      los buches de las buchonas
que arrojan semillas al vacío                lío

que me desabarca               los tejidos la pulpa de mi ser
casi inexistente                   casi deshecho
como el paso final de la muerte

sábado, 28 de octubre de 2017

reforestación

con el sol desmayado sobre su humanidad
ascienden y descienden los lenguajes del amor
en mis manotazos de ciego amante
de hombre paso        prisión     cuadal

ella saca las costras de su monotonía
ante la carne del aire puro
saboreando los trazos de la intimidad
esa de vos y yo          de tigo y migo

argumentos salvajes de esta pureza
límpida y fresca              elocuente manía
de buscar el alarido del júbilo

cabalgar la blancura de la paz
espantar los abismos                  las úlceras del quehacer
para imponer la reforestación             la floración       

hasta que el resto de los días
nos consuma el jadeo

albañil

una corona de balas                       selló su futuro
por boquiabierta                             o digno padre
trémulo ser                                     humano de oro

tanta pala y revoque le dignificaron el ánima
las paredes de su ideal
el entorno de la labor

hubieron valiosos reclamos                  alaridos sagrados
sangrados vueltos en su boca de león
en su psique de changarín

días de finos labios sobre sus heridas
carnosas caricias                              dulces ilusiones
sobre su pecho de escurridizo gavilán

inhóspitos jornales le corrugaron la mirada
visión osca  del futuro                      destino indiferente
que desprecia los instantes               el hoy

las lágrimas      los sufrimientos       despiden el estilo
que uno quiere estimular                  palpar el porvenir
hasta que los azotes del poder claudican toda bondad

así a cuchara y reclamo                      eclosionaron los días
el hombre se hizo cielo                       sus estrellas grito

lunes, 23 de octubre de 2017

idiosincrasia de un rayo

                                                                                       

"como si no fuera un rayo 
que te parte los huesos 
y te deja estaqueado 
en la mitad del patio"
Julio Cortázar


a manera de suave escarcha                         tuya es mi sorpresa
largura de tu pelo suave                                suave sabor sobre mis fauces
las que siembran tu nombre                         caro y barato
                                                   rico y pobre

como un torbellino de pobres                      te ambiciono
te aguardo                                                        a cada efímero minuto
en cada escampe de la esfera dorada
donde tiembla tu presencia                         cuando contemplo la soledad
los canales de mi ser

en los alaridos de la pequeña pantalla
en los impactos del gong                              erosión de mi pecho
yo claudicando tu manía de aparecida e invisible
elogio en tu vientre de nueva huída

a las corridas amoreo tu boca
a las corridas trago tu perfume 
de quizás un día                                             quién sabe

amalgamo la inocencia                                al borde del cordón
donde se cuelan tus pies                              tu sonrisa indeleble
que prosigue alguna jornada 
donde tal vez nos atraigan las pelusas del vendaval 
las canciones del trovador

entre sal y basuritas de la calle nos encontramos
en acampes y gritos                                          la libertad nos acarrea
hacia las más tiernas dimensiones
escueta algarabía que nos posee                  acérrimos             fugaces

como un rayo que te parte los huesos 
y te deja estaqueado en la mitad del patio


preñadas

líneas de pájaros que se difuminan
sobre la boca celeste del sur                    alma de poeta
compromiso que deambula un país y otro

punta de flecha antigua        que recorre los caminos de la sangre
envenenando el corazón de palabras

así se puja con la poesía              pétalo desparramado
amarrado                     como barco a las manos de la orilla

Quinquelas impacientes          por capturar bellezas
así       se desespera lo que urge y apremia
sobre los picaportes del porvenir

sentado en las sopas de madres que serán
como palomas preñadas de libertad

jueves, 19 de octubre de 2017

el "ahogado"

y un pájaro flechudo se comía el por doquier
la parsimonia del mundo

qué hace tu centro en la estaca de la perra
asimilando la enramada memoria
qué asnos fuiste a pastar     que te quebraron la nuez del cogote?
apacible sostén de tu certeza

sobre el cuero trabajado            te tatuaron una herida
para la posteridad
para siempre                              siempre

la desnutrida materia gris                  les desnudó los interiores
donde escondían la desmesura          esos hijos de puta
que le hippiearon la idiosincrasia
que lo jactaron de "ahogado" mentiroso

dónde queda tu madreselva           tu padre río
quien te adoptó a la fuerza
para impulsar la campaña             días antes apenas?

te plantaron para siempre              te plantaron
bien plantado                                 fuerte tronco
en ésta memoria                             que no olvidará
jamás

martes, 17 de octubre de 2017

baldazos

el sol     y     la gran mañana        arengas
del futuro que desclavan puñaladas
dejando los canutos alojados en cada día
en todo impertérrito inicio

anunciaciones que uno deja desvanecer
aguardando el momento ideal                   preciso
en los colapsos de las esquirlas recibidas

las aves pardas      despiertas apenas
gargantas que azuzan convertirnos en melodías
donde se desperezan las ilusiones
los sueños acumulados

hay toneladas de cielo apresando el iris
manos azules trabajando la cotidianidad
ese imán hacia el cambio      a querer la vida íntegra
puñado de totalidad          que no nos animamos a albergar
aunque lo deseemos con todo el inconsciente

apresurar el trayecto marcado
a baldazos de mar y dicha
es traer entre manos
al pichón de la felicidad

viernes, 13 de octubre de 2017

paloma

                                                              a la Compañía de Cámara Danza Una
                                                              de la Universidad Nacional de Costa Rica
                                                              (Nanda, Ale, Nati, Meli, Alex, Heriberto,Yul y Mario)



agua
que de tus seis gotas más puras
los cuerpos al aire
brota una paloma en la poesía
bendiciendo las flores del temblor

agua
herencia en la danza         de los tres brillos de la luna
y tres pirámides del sol
arrancándole emoción al alma
como la grandeza de Nezahualcóyotl

imponente humildad en el quehacer
que con el arte en flor
muere a la muerte



                                                               25 de septiembre de 2017. Texcoco, México

domingo, 10 de septiembre de 2017

acunado

amor          que has venido a acunarme los manjares
las bestias acorraladas en mi pasado
esas hojas anchas que recortan las palmas de crear mañanas

ahora se me espantan          los tiernos albatros
que volaban a través de mis ojos
mientras claudico con las abejas libando
la miel de tu ternura

esa voz afrancesada que cabalga en la cruz de la serenidad
sobre el anca inquieta del quehacer

allí     es donde se mecen los abrepuños que amansa tu vientre
sitio donde encuentro el dormidero                
ese lecho de piel y palabras
en que acontece el alivio      tras enfrentar lo cotidiano

tu calma    deja caer esperanzas           sobre el asfalto dormido
intruso entre los seres amadores          donde la lluvia se desorienta

traéme las ramas de tus pestañas
el jazmín de tu lengua       que genera agua detrás de mis mejillas

no te corras de mi hombro    esa desvencijada bisagra del sustento
que no socorre la verdad

resisto          si tus días me golpean la reacción
y te llevo entre millones de poros descarados
ante las paredes del oxígeno
que alientan mi existir

sábado, 9 de septiembre de 2017

alambrador

                                                                                                           a mi abuelo Pepe

hoy que dormís entre las piedras que han tallado tu barreta
y los hilos de agua que circundan tu rostro
camina mi nostalgia sobre los alambres

el polvo de esos tiempos entibia los pétalos de mi corazón
como un tránsito hasta tus días
en que fuimos indómitos apenas        durante el tranqueo
que mide una distancia

pequeños intervalos de felicidad       que aún sujetan
inicios de mi adolescencia
hoy adolezco de tu enseñanza               de tus manos bruscas
y caricias pequeñas

pienso                 en los azahares que habrán sostenido tu espalda
durmiendo a la intemperie             como bendecido por el alba
y la escarcha dura de nuestro pueblo

cuánto habrá intentado besarte la tierra
bañándose en tus manos prósperas

inquietas           resolana y ventisca que resecaron tus cueros
aspereza invasora de la experiencia              que deja ejemplos
por donde caminás

esos rectángulos y esquineros                  y líneas de guitarrones
emulando al horizonte                              sostienen
tu digna labor
desde la tierra hacia la eternidad