jueves, 22 de junio de 2017

mi más noche

qué tan alerta podría estar            el ojo de un cíclope dormido
visión ecuestre en los siglos del sentimiento
intacto el parpado del día
en esta realidad de bocas derramadas

sabores ungidos al porvenir
las islas de la piel estallan
cuando deambulás lenta los campos de mi lengua

sin desesperación no hay amor
ni tierras por plantar                       vetusto trueno del pecho
aglomerado aquí a la izquierda          siempre a la izquierda
enjambre que nos come el para qué

estás en los alambres de cada músculo      
                                              que rodea mi sustento
sos mi más noche           día a día            más fervor me llevás de los adentro
caravana de expectativas que socorre mis deseos

mi más común sentido de todos
atadura de éstos labios                      que chasquean
frente a tus ojos esperanzados

No hay comentarios: