lunes, 17 de abril de 2017

21 kilos

de tu boca     donde la palabra se resiste
de tu pecho   donde todas las flores albergan su pesar
de tu mirada  donde todos los ciegos atisban el amor

emergieron   peso a peso mis miserias contenidas
los 21 gramos convertidos en 21 kilos
esta locura para siempre

voy a llevar a la rastra tus manos en mi cintura
el no poder     a pesar de nada y de todo
el lujo otorgado en el barrio humilde de la reciprocidad

como un bastón inquieto que me golpea la barbilla
y acompaña la nubosidad de mi cabello          te llevaré
junto a mi paso senil e inescrupuloso

una lava espesa quiere mutarme a un puñado de cenizas
a un rescoldo imposible de legar al hábitat del escalofrío

en este ojo húmedo se alojará para siempre
el traje muerto del amor

No hay comentarios: