martes, 21 de marzo de 2017

hacia el vacío

atravieso esta arboleda        donde las hojas caducas
caducan mi pensar               frente a este abandono
a este crujir de pies solitarios

a partir de hoy mis ojos de basural
dejarán de rebotar en el cielo de la delicia
será el infortunio encarcelado para siempre
los caballos adolescentes de impura sangre cabalgarán el asfalto

una abeja propolizó mi boca alardeante
mi sonrisa que buscaba ser eterna

a este punto         se sentará el amor ante la muerte de los tiempos
en la caricia efímera de la dicha
que me ven apagar la luz antes de salir
hacia el vacío que me abre las puertas

No hay comentarios: