sábado, 14 de enero de 2017

casuarina

perfumada al aire             respiro su oxígeno rítmico
aguardo                         su cabello pleno de cielo

zumbante trigo venteado          en mi rostro
oscurecido por las uñas del sol
asido        estrecho              errático

tus raíces entrañadas            saben de profundidad y frescura
paso un dedo con mi agua           por tus pies de parto apenas

soy mirlo curioseando la piel
experta sedosidad que asciende hasta tu boca
soñadora de bosques

tu boca que sesea mi nombre
elegido por la madre de este casi que soy

tu hojarasca abatida para nutrir
ese sustento que nos rescata de la gravedad
ingrávida broza sedienta en la muerte

cada remolino ha pretendido desorientarte
veleta alocada como este corazón que acá
entinta la tersura de tu existencia        

pero vos te quedás      irrenunciable en tu postura
guardiana de mi vida        y tu alrededor
escondida y visible           invisible imposible

trovadora tu voz aguitarrada
protestona sin juicio
ave de alas verdes               es tu llanto tu canto
la ironía emblema            la cordura insensata que te puebla
y genera de la tibieza escalofríos          

No hay comentarios: