martes, 29 de noviembre de 2016

hoy

lo incierto me carcomió los labios
agigantó la muerte

es como ir dando tropiezos con la cabeza

la pesa
que cuelga del ceño concluyó mis párpados

tal vez el recuerdo endulce
el paladar gastado de decir amor

qué piedra habrá encarnado en el estómago
para habitarme
                  hasta la eclosión de mi tiempo

escalaría mis músculos desvencijados
para apretarle el cuello a la injusticia
a los días de escalofríos

hoy
señalo la frente de este día
dejo colgado aquí
                        mi traje de amar

No hay comentarios: