jueves, 29 de septiembre de 2016

al final

ahora que las luciérnagas
volvieron a frotar su vientre
                                        contra las noches

los pliegues absortos del tiempo            han tocado la estridencia
palpan la mezcla de salivas                    los poros desconcertados

la vida ajusticia tanta incertidumbre
al final del recreo

pobres honrados              en su condición amante
frotando el hueco tibio
donde pernoctan los gatos
                                     adolescentes de incógnitas

extraviados en amores que recuperan su rumbo

hay nubes expertas                que nos darán de beber
agua llovida

5 comentarios:

Carolina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carolina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carolina dijo...

Es hermoso, Gaston! Un Abrazo.

María Cecilia Basciano dijo...

Muy hermoso y profundo...

María Cecilia Basciano dijo...

Muy hermoso y profundo...