miércoles, 4 de mayo de 2016

naufragio

¡y aquí es a dónde pertenecen!

donde las olas salpican esposas           escupen hijos
corvinas tornasoladas     esporas      esperas
sirenas prostituidas     acumulación de futuros niños
frutos de mar    frutos del amor

pero todo trata de volver en sí
a la realidad de este barco que ingresa por la ranura fértil del mar
por rías purpuras       escuetas y recónditas

desde arriba caen los espejos en los que sonríen las estrellas
hay que recuperar la rutina
huir de esta hoguera de agua y susurros
recoger los espineles dorados
donde pernocta la ilusión           las pulsaciones

pero esta nave debe regresar al fraude de todos los días
dónde estamos intactos
haciendo lo que cada mente quiere
es exultante deliberar con la existencia y la abstracción
ser rehenes de nuestras propias consciencias

mientras continúa acariciándonos el nácar de sus gotas...

es imposible retornar del sitio
en que duerme la libertad

No hay comentarios: