sábado, 5 de marzo de 2016

navegar

entrecejo salitroso atisba una lobería
donde los abrazos son eternos
clamores   aromas    cañas sujetando lo cotidiano
autos que van y vienen sobre la Escollera Sur

lanchita amarilla que con esfuerzo abre las aguas
marinos jóvenes con arrugas precoces
sacrificio y lucha desafiando tempestades
deseando el cardumen cerca
para volver a empezar

malacate trémulo entre las manos aceitadas
en el dolor y el rayo
en la valentía que logra que la muerte
se rompa en pedazos

No hay comentarios: