sábado, 3 de octubre de 2015

resquebrajamos con los dedos
el cuerpo inmenso de la distancia

para abandonar nuestro andar civilizado
y alojarnos en el vientre de este amor

en nuestros cuerpos
haremos brillar inicios

desgastando este gran espejo
que se interpone entre dos países

te das cuenta lo efímeras que son las fronteras?

verás que nuestros hijos hablarán el idioma de la humanidad

que nuestros ojos se empañarán
como los de un indio
que ha perdido su territorio ( ante cada pena)

pero brillarán  excelsos 
serán un sol que sonríe
a sus girasoles (ante cada felicidad)

emprender la huida del mundo
sin equipajes     ni prejuicios
será cada noche
en que rumoreen nuestras pieles


como cuando alguien
recolectó las semillas de este árbol
en que nos encontramos debajo

tomando tu mano
de ave tibia

aguardando pálidos
que madure
nuestro futuro

porque es irreversible
desde aquel día en el Puerto
en que tu cuerpo tembló
casi tanto como el mío

y no dijimos nada
como si las palabras
se hubiesen extraviado para siempre

al igual que en este instante
en que solo la vida
sabe lo mucho que te amo

No hay comentarios: