miércoles, 25 de marzo de 2015

A la espera

aguardando que las horas
caminen sobre mi cabeza

me siento sobre el ocio
donde las palabras
me sostienen la mano

y me obligan a grabarlas en estas líneas
en que pende mi poema

en tanto
la lluvia aguarda a la salida

porque el verano me acaricia la espalda
con su aire suave

hasta que llegue al encuentro
con los brazos de la infancia

quienes mecerán mi rostro
en sus regazos

para volverme en sí
y hacerme eterno


No hay comentarios: