viernes, 13 de febrero de 2015

Iridiscencia

es tu brillo

son sus dedos
que acarician mis ojos

el agua de tus labios
tu sonrisa espejada

los mensajes suaves
a mi corazón

¿ qué luz ha de ser más fugaz
y permanente
que la de tus brazos?

ellos me albergan
cuando retorno a la inocencia
cuando me vuelvo frágil
vulnerable

¿qué luz?
tan nocturna
tan elocuente ante mi pena

¿qué luz?
tan infinita
eterna y cálida

¿qué dirá la luciérnaga?

No hay comentarios: