miércoles, 20 de agosto de 2014

Hijo

a Manu


alimentando gorriones
y con el aliento del mar
rozando nuestros rostros

bebimos la hierba
sanándonos las heridas

con los ojos invadidos
por el paisaje

se nos creó un nudo
entre los dedos

olor a sal

las ruedas de tus patines
abrigando los oídos

tu piel de azúcar
como la del viento

tu infancia colmándome

y el inicio de mis arrugas
ungidas

cromática tu belleza
tus juguetes

alimentos
de mi voz

No hay comentarios: