lunes, 15 de julio de 2013

De cacharros y posesiones

traéme los remansos del río
que vera tu casa

el camino enchastrado
al que se lanzan tus pies

mientras las aves
besan las partículas de tu aliento

y desnudo como Inacayal
esperás día a día
la muerte

lejos de los enfrascados

rescatás los sedimentos de una miseria
que harapienta
cubre todos los desencantos

quiero sobreponer lo empírico

los sonidos que emiten
tus platos de lata
tus cacharros

la memoria del viento
que te enlaza el pelo pastoso

tu pequeño puño
cabe en mi palma
y llevándolo en alto                     se convierte en rebeldía
                                                  en querer cambiar

pero es tan difícil




                                                  que caemos

y cada vez nos cuesta más seguir

aunque no paramos                    
                       ni pararemos si estamos imantados

tal vez se derrumbe la estética y se rompa la cara contra esa pared
la que los acumuladores evitan
                                         a más no tener

hasta que trastabillen
con sus mismas porquerías
sin que les queden siquiera pasillos
                                                para seguir la vida
                                                o la esclavitud que sus posesiones les imponen  

Y allí seguiremos nosotros

inclaudicables

a los manotazos tratando de conservar las pequeñas cosas

a los manotazos
con el amor

No hay comentarios: