sábado, 26 de junio de 2010

Palabras amortajadas

Cómo duelen las palabras
cuando alguien las sabe
escribir y pensar.

Cómo duelen cuando alguien
quiere al Universo cambiar.
Cómo duele la verdad
y más aún la Libertad.

Qué fácil opinar, escribir
y cantar sin pensar.
Con tan solo un estribillo pegajoso
o un párrafo meloso.

Si el amor es la verdad…
¿ Por qué lo hacen vulgar?
¿ Por qué hay que reírse de la seriedad?
¿ Por qué todo es vender y no regalar?

Claro, es tan difícil pensar en los demás…
Subirse a un auto caro
y pisarlos sin parar.

Qué el pobre no sea rico,
no significa infelicidad
ni irrealidad.

Mostramos la espalda
porque es más fácil
que ayudar.

¿Así, como podemos cambiar?
Si miro un niño descalzo
y ni siquiera me pongo a pensar.

Quiero cambiar esto deprisa
y ponerme por fin a cantar.







5 comentarios:

Lilya Nuratis dijo...

Querido Gastón: las palabras suelen tener "bordes filosos".... hieren pero no matan.. nos dejan boqueando... hinchando el pecho intentando respirar (apenas).... y sin embargo... que dolor tan dulce nos dejan en la piel....

es un placer regresar y reencontrarte.... este rincon cálido... y siento ese aroma tan familiar.... aqui me quedo... seguire espiandolo...

besos calidos
Lil

Pringas dijo...

Lilya querida es un honor tenerte aquí que hace erizar mi piel. Verdaderamente reencontrarse con las personas maravillosas es algon incomparable.
Estás en tu blog...recorrelo tranquila.
besos de reencuentro.
Gastón

Anónimo dijo...

Hola Gastón me encanta lo que escribís… son muy lindas…
YANI

Pringas dijo...

Gracias Yani, si bien está un poco parado mi blog por mi falta de inspiración, no dudes que en cualquier momento se renueva.

Anónimo dijo...

si Gasti ponete las pilas que me gusta mucho lo que escribis... besos YANI