viernes, 21 de agosto de 2009

Corazón



Caballo de la Revolución
triunfante.
Pan qué alivia el hambre
de la niñez
desamparada.
Moco incesante.

Martillo qué reclama
por trabajo.
Puño en alto qué atesora
libertad.
Exequias de la propia
soledad .

Manos laboriosas
solidarias.
Insistente esperma
decidido
a procrear.
Vid mayúscula para
un vino qué nunca
ha de añejar.

Juglar colorido,
jinete de una sonrisa
inclaudicable.
Clave de Sol dorada
de un canto libertino
qué nunca ha
de callar.

Impulsador de una maraña
de ríos interminables.
Rojas estrellas de un flujo
irrefutable.

Amor ególatra
heme aquí.

No hay comentarios: