martes, 19 de mayo de 2009

Un pequeño trozo de tiempo



Hoy estoy, tal vez
luego no.
Luego tal vez
quede este ambiente
chorreando soledad
henchido de inexistencia.

Luego, tal vez,
quede el sudor
de nuestros labios
en los vasos,
los platos oradados
por el metal,
y nada más.

Luego, tal vez,
quede la omnipresencia
de los perfumes
de nuestras pieles,
del eco de nuestras
risas,
de la melodía
de nuestro amor
y esencia.

Luego, tal vez,
ya nadie nos recuerde
tal vez se borren
nuestras huellas
y luego, tal vez,
sea solo eso,
un pequeño trozo
de tiempo.

1 comentario:

pringas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.